DISTRIBUCIÓN AL POR MAYOR

El comercio mayorista representa un eslabón fundamental en la cadena de distribución de los productos en España. Con frecuencia, la figura del comerciante mayorista presenta un alto grado de desconocimiento para el público en general. En efecto, el consumidor conoce las marcas de los grandes fabricantes y las grandes enseñas minoristas, pero a menudo ignora la relevancia de la intervención de los mayoristas en el circuito de distribución de los productos.

El comercio mayorista de España está haciendo frente a una serie de cambios que afectan a la distribución en nuestro país, como son la sofisticación de los elementos técnicos utilizados en la distribución y en la logística, la diferenciación de precios, la redefinición del papel de los diversos participantes en la cadena de distribución, entre otros factores que conllevan un grado de exigencia incrementada para las empresas que operan en este sector.

La empresa que actúa en el comercio mayorista se ve en la necesidad de colaborar, por un lado, con los productores y fabricantes y por otro lado con los distribuidores minoristas. En este contexto, la evolución e innovación en el comercio mayorista lleva a una cada vez mayor especialización de los comerciantes mayoristas por productos, o por grupos de clientes, o por marcas de fabricante, incluso desarrollando en ocasiones marcas propias. También resultan de capital importancia el desarrollo de servicios al cliente, además de la intervención en la compraventa de las mercancías, como es la colaboración en servicios de promoción y publicidad, y formación del mercado, mantenimiento post-venta, utilización de plataformas logísticas, informatización y otros. De esta forma, los comerciantes mayoristas se ven en ocasiones en la necesidad de asociarse en centrales de compras o en asociaciones con fabricantes o incluso en esquemas de franquicia para optimizar sus procesos y conseguir economías de escala.

En esta cada vez mayor sofisticación de la actividad de comercio mayorista, Gómez-Acebo & Pombo asesora en todos los aspectos jurídicos vinculados a esta actividad: aspectos laborales, financieros, fiscales, de contratación mercantil, transporte, logística, aspectos inmobiliarios y urbanísticos, centrales de compra, alianzas comerciales, franquicias, intercambios de información con otros mayoristas, fabricantes y minoristas, responsabilidad por productos, etc.

Asesoramos así a los diferentes formatos de redes de distribución mayorista conforme a sus peculiaridades. Por ejemplo, en relación con los problemas específicos de los establecimientos cash and carry, que presentan características que los acercan al comercio minoristas en tanto que establecimientos abiertos al público: relación con proveedores, publicidad, aspectos urbanísticos e inmobiliarios, etc.

Nuestra experiencia nos permite por ejemplo contar con una herramienta específica de auditoría de la actividad de los comerciantes mayoristas desde el punto de vista del Derecho de la Competencia.