EQUIPO INDUSTRIAL

La industria de equipamiento industrial es una de las claves fundamentales para el mantenimiento de un tejido industrial sólidamente estructurado en el que puedan coexistir, por un lado, los grandes grupos industriales y por otro, las  pequeñas y medianas empresas, con  un conocimiento específico y cualificado de sus productos y aplicaciones. Este tipo de empresas que jalonan determinadas áreas de nuestra geografía sobre todo en el norte, en levante y en la zona centro, necesitan de un asesoramiento jurídico cualificado y próximo, ante su cada vez mayor componente  de internacionalización en busca de nuevos mercados, el alto grado de I+D+i que las caracteriza, y su constante interacción con grandes grupos multinacionales que cuentan con sólidos equipos de asesores legales. 

Nuestro conocimiento del mercado internacional y del modus operandi de las grandes multinacionales, combinado con nuestra presencia en  distintas jurisdicciones y en geografías próximas a nuestros clientes, nos permite prestarles un asesoramiento experto, cercano  y adaptado a sus necesidades en cada momento. 

Nuestros Servicios

Para las empresas de este sector, nuestros servicios cubren un asesoramiento integral en todas las áreas del derecho y además un asesoramiento más específico en las siguientes fases y asuntos:

  • En la fase de negociación con sus clientes y suministradores de contratos individuales para productos, equipamientos o utillajes taylor made.
  • En la negociación de complejos contratos marco  o adaptación de condiciones generales con grandes grupos internacionales.
  • En la preparación de sus propios documentos contractuales y condiciones de contratación, junto con el estudio y sumisión a reglas sectoriales (ORGALYME y otras).
  • En la protección y defensa de su know-how, propiedad industrial e intelectual (aspectos clave de su negocio que han de proteger necesariamente).
  • En las gestiones internacionales que pudieran necesitar.
  • En materia societaria, civil y mercantil, asesorándoles en la constitución de la figura jurídica adecuada (sociedades, uniones temporales de empresas, agrupaciones de interés económico…) que pueda facilitar el desarrollo de su actividad de la manera más optima posible.
  • En la obtención y tramitación de ayudas y subvenciones, o para la concurrencia y participación en procesos de contratación pública.