CARRETERAS

El transporte por carretera es el más extendido. Su flexibilidad y capacidad de carga lo hacen especialmente indicado para las mercancías perecederas, el pequeño tonelaje y la distribución de última etapa, especialmente como parte de una cadena multimodal. En cuanto al transporte de pasajeros, el automóvil es el medio mayoritario de movilidad de la población, mientras que el autobús sigue siendo la segunda opción. Entre ambos significan un 90% del transporte de pasajeros en España, lo que da una idea de la importancia del sector y de las oportunidades de inversión que ofrece.

El sector del transporte por carretera está sujeto a una regulación profusa y en constante cambio. La liberalización creciente es la línea marcada también en este campo, promoviendo la competencia en el mercado en beneficio último del consumidor. La regulación comunitaria, por su parte, fija numerosos estándares, cuyo objetivo fundamental es la seguridad y satisfacción del usuario. Las regulaciones del Parlamento Europeo y del Consejo permiten a las instituciones públicas competentes intervenir en el sector del transporte público de viajeros para garantizar la prestación de servicios de interés general. La normativa española ha incorporado estas disposiciones, que plantean cuestiones legales complejas. De esta forma, el asesoramiento legal debe adaptarse a la situación particular, sin olvidar su encuadre en el fenómeno más amplio del transporte terrestre, dado el auge de las cadenas multimodales.

En cuanto a las infraestructuras, la obra nueva cede protagonismo en el ambiente de crisis y disminución del gasto público. Por una parte, la situación supone una cierta limitación a las inversiones a corto plazo, incrementando la competencia en el sector. Por otra, la proyección de privatización de infraestructuras coloca en una posición favorable a las sociedades capaces de aprovechar las nuevas oportunidades de negocio.

La viabilidad de las infraestructuras ya terminadas es en estos momentos un tema central. Las operaciones de privatización y de refinanciación necesarias para asegurar la sostenibilidad de muchos proyectos, así como las necesidades de mejora y restauración de parte de la red viaria (por ejemplo, las autovías de primera generación) contrastan con la situación de las cuentas públicas y plantean cuestiones legales de complejidad.

En todos los supuestos, la seguridad que aporta un estudio legal sólido y completo del negocio representa un activo fundamental. Gómez-Acebo & Pombo ofrece todo el rango de servicios adaptados a las necesidades del cliente:

  • Asesoramiento en procesos de licitación tanto de contratos de concesión de servicios de transporte, como en contratos de ejecución, operación, mantenimiento y explotación de infraestructuras viarias de todo tipo.
  • Negociación y ejecución de contratos de leasing, renting, adquisición, venta y arrendamiento de material y vehículos de transporte entre operadores.
  • Negociación y ejecución de contratos de infraestructuras, licitación en concursos y autorizaciones y licencias administrativas en España y el extranjero.
  • Asesoramiento en derecho industrial y de la competencia, derecho ambiental y derecho público nacional e internacional, incluyendo procedimientos administrativos sancionadores, judiciales y arbitrales para toda la problemática del sector, tanto en operaciones de transporte como en infraestructuras.
  • Asesoramiento en derecho societario para adquisiciones, fusiones, escisiones, compraventas y operaciones de cartera de empresas de transporte.
  • Toda la gama de operaciones de financiación, con fondos provenientes tanto de entidades privadas como de fondos institucionales nacionales, comunitarios e internacionales.